Técnica y estética
Hablemos de…técnica + estética. Materiales naturales frente a sintéticos

¿Piedra natural o material porcelánico?

Es una consulta común cuando el cliente afronta por primera vez la decisión sobre los materiales que revestirán su proyecto.

Ambas son dos grandes opciones que ofrecen resultados increíbles como revestimiento del espacio. Cada uno ofrece sus particularidades y seguramente, la mejor manera de decidirte por uno, es valorar las prioridades enfrentadas a los valores que ofrece cada producto. 

¿Qué es el mármol?

El mármol es una piedra natural más porosa que absorbe y se mancha mucho más que el porcelánico. A pesar de encontrar una oferta importante en ambos materiales en cuanto a acabados, el mármol, por su naturaleza, es un producto más caro. El porcelánico se fabrica, es un producto artificial por lo que cuando lo recibamos, nos encontraremos exactamente con lo que habíamos visto en el muestrario mientras que el mármol, al ser una materia noble, natural, puede variar de unas partidas a otros y, ademas, cambiará con el tiempo

¿Qué es un porcelánico?

El gres porcelánico es un tipo de baldosa cerámica prensada en seco, con muy baja absorción de agua y con una elevada resistencia mecánica. El porcelánico es la baldosa cerámica con mejores propiedades mecánicas: resistente, limpia e impermeable. Estas características de base permiten aplicar este material a todo tipo de superficies y espacios. Sus evidentes ventajas en el uso y su larga durabilidad, se reflejan en el precio y en el sistema de colocación. Además, el sistema de fabricación permite crear formas de grosores bien distintos y formatos de toda clase. 

Y de estos dos apartados se deduce el obligado debate. Los materiales naturales ofrecen ventajas, que según nuestra experiencia no siempre son vistas como tales por el cliente.

Los materiales nobles, naturales, varían de unas partidas a otras. No hay dos iguales, y esa variabilidad es la que precisamente enriquece el espacio. 

Los materiales nobles cambiarán, siempre, con el paso del tiempo. Hay variables que inciden en su aspecto de forma directa, el efecto de la luz, el uso, la limpieza… nunca podrán igualarse dos materiales nobles colocados en distintos momentos. Es una de las premisas más atrayentes de la rehabilitación y conservación de edificios. No mentir: diferenciar lo que estaba y lo que llega, no igualar, no homogeneizar. 

En nuestro caso nada nos puede gustar más que el envejecimiento natural y la pátina del paso del tiempo. 

Pero nos interesa lo que piensas tú, porque es tu proyecto. ¿Qué opinión tienes? ¿Qué aspectos priorizas en la elección de materiales de tu proyecto de reforma u obra nueva?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.